La Serie

Un grupo de gente de ciudad decide dejarlo todo atrás y mudarse a un Pueblo de Soria llamado Peñafria, aparentemente abandonado. Al llegar, pronto descubren que el pueblo sí tiene habitantes, quienes les ayudarán a adaptarse a la vida en el pueblo y de paso buscarán que los nuevos pueblerinos dinamicen un poco más sus vidas.

Sin embargo, la adaptación a la vida rural resulta ser más fácil para algunos que para otros, lo que desencadenará un montón de situaciones que pondrán en evidencia las similitudes y diferencias entre la vida rural y la urbana.

Parecía el plan perfecto cuando vieron la propuesta en un anuncio: empezar desde cero en un pueblo abandonado, en un entorno idílico alejado de las presiones típicas de la ciudad y con una vivienda gratis. Ese fue el aliciente que motivó a un grupo de variopintas urbanitas, en diferentes situaciones de crisis existencial, a responder a ese atractivo anuncio, que terminó no siendo del todo exacto.

«El pueblo» aborda en clave de humor las peripecias de un grupo de personajes que acuden a la llamada de un anuncio en el que se promete una casa y una nueva vida alejada del mundanal ruido. El lugar de destino es Peñafría, una diminuta localidad de Soria aparentemente abandonada. Pronto descubrirán que no están solos e iniciarán una convivencia con unos peculiares oriundos.

En este divertido relato de ‘Peces fuera del agua’, dirigido por Roberto Monge junto a Alberto y Laura Caballero, los neorrurales, víctimas del ‘Síndrome escapista’ del urbanita, tendrán que amoldarse a un entorno desconocido, convivir en una comunidad empezando prácticamente desde cero y aprender a relacionarse con los habitantes del lugar, muy poco acostumbrados al trato con los forasteros, cada uno de ellos con personalidades, motivaciones y formas de entender la vida muy distintas entre sí. Los que llegan al pueblo y los que estaban en él se verán inmersos en una travesía emocional en la que los cambios, las contradicciones y las influencias bidireccionales marcarán su vida irremediablemente.

Peñafría

Peñafría es uno de esos pueblecitos abandonados de España, pero curiosamente cuando llega este grupo de urbanitas para empezar de cero sus vidas, se dan cuenta que el pueblo está habitado por unos singulares moradores.

La localidad de Valdelavilla simula Peñafría, el pueblo ficticio en el que transcurre la mayor parte de la acción en la serie. Además, municipios como San Pedro Manrique, Valdeavellano de Tera y Los Rábanos, así como la Ciudad de Soria completan las localizaciones de la ficción. 

Para dotar de realismo y autenticidad a «El Pueblo», Alberto y Laura Caballero han escogido las tierras altas de Soria, una de las regiones más despobladas de la Unión Europea, para la grabación de la totalidad de las secuencias, tanto en escenarios naturales como urbanos.

Primera Temporada

¿Qué sentido tiene vivir en ciudades abarrotadas, llenas de contaminación, hipotecas imposibles de pagar, estrés, atascos…? ¿De verdad no hay otra manera de vivir? Un grupo de urbanitas han decidido huir de la ciudad para instalarse en Peñafría.

Episodio 1 «Peñafría»

Un grupo de urbanitas emprende la aventura de montar una ecoaldea en un pueblo abandonado de las tierras altas de Soria. Un variopinto grupo de personajes llega a las inmediaciones de Peñafría: una madre soltera con su hija adolescente, un par de amigos, un rockero en busca de inspiración, un constructor arruinado con su atractiva novia y un eterno opositor con su madre viuda.

Allí, les reciben los promotores de la iniciativa: Moncho y Ruth, una pareja de hippies que sueñan con convertir el pueblo en una ecoaldea colaborativa. Durante el acceso, algo accidentando, muchos de ellos comienzan a vislumbrar que la idea idílica que se habían forjado no tiene mucho con ver con la agreste realidad que les rodea.

Sus sospechas se confirman cuando descubren que en el pueblo hay pobladores muy peculiares con los que tendrán que aprender a convivir y que, además, su día a día es incompatible con las comodidades a las que estaban acostumbrados cuando vivían en la ciudad.

Episodio 2 «Adaptación»

Los urbanitas tratan de adaptarse a la vida en Peñafría, cada uno a su manera: Laura pone un huerto, Pablo va a pescar, Juanjo construye un hotel rural, Echegui compone… Pero la vida rural no es fácil cuando llevas toda la vida en la ciudad.

A su vez, los lugareños intentan adaptarse a sus nuevos vecinos, con éxito dispar: Mientras María toma contacto con el feminismo, Arsacio se siente invadido por los comunistas, y Ovejas encuentra el amor.

Episodio 3 «Ordenanzas»

Los urbanitas convencen al alcalde de que apruebe nuevas ordenanzas que les hagan la vida más fácil, pero que van contra sus costumbres. Maca empieza a pasar más tiempo con Pablo, lo que pone en guardia a su madre.

Juanjo, cabreado con los hippies porque van muy lentos con la obra, intenta reclutar más albañiles. Echegui busca inspiración para sus canciones en las vidas fracasadas que han llevado a sus compañeros a acabar en el exilio rural.

Episodio 4 «Urbanismo»

Juanjo hace una colecta entre los urbanitas para comprarle un regalo al Alcalde y hacerle la pelota para que no pare su proyecto del hotel rural. Pablo descubre a Laura bañándose desnuda y empieza a verla con otros ojos.

Ovejas coge a Echegui de asesor sentimental. Amaya y Maca, hartas de pasar penurias, deciden salir adelante por su cuenta, y Nacho descubre accidentalmente un terrible secreto de los hippies.

Episodio 5 «Veganos»

Maca reta a Arsacio a una partida de mus en la que se jugarán algo muy importante para él. Amaya tiene la oportunidad de hacer un casting que podría sacarla de su agonía rural.

Laura descubre una manera de conseguir dinero: “Romar prestado” el cerdo trufero de Arsacio. Chicho intenta convencer a Echegui para componer y salvar su contrato discográfico, pero éste tiene una nueva vocación. Elisa invita a los hippies a un arroz con caracoles, una aberración para ellos, porque son veganos.

Episodio 6 «Basilio»

Cándido da permiso para el concierto de rock de Juanjo y Chicho creyendo que es un recital cultural. Nacho presiona a Pablo para que vuelva con Isa, antes de que se sea demasiado tarde.

Por su parte, Laura pide ayuda a Pablo para hacer embutidos. Los hippies inician a María en los secretos del sexo tántrico. Además, Juanjo le pide a su exmujer que le ayude a financiar el concierto, pero en vez de dinero, ella le trae otra cosa: A su hijo. Ovejas descubre por qué sus encantos no consiguen conquistar a Elisa.

Episodio 7 «Fiestas»

Las fuerzas vivas del pueblo niegan a Juanjo el permiso para el concierto, y éste intenta pelotear al Alcalde regalándole un descodificador de TDT. Nacho y Gus, que andan escasos de vida sexual, deciden ir a ligar a las fiestas de San Pedro.

Pelayo, el hijo de Juanjo, presta su consola a Orión y provoca un conflicto familiar. Pablo contrata a Laura de conductora para que le lleve al cumpleaños de su novia a intentar arreglar las cosas. Para conquistar de una vez por todas a Elisa, Ovejas decide sofisticarse.

Episodio 8 «PeñaRock»

Contra viento y marea, comienzan los preparativos del concierto “Rock in Peñafría”, donde Amaya conoce a un atractivo técnico de sonido. Los hippies, que consideran el concierto un atentado ecológico, harán lo posible por sabotearlo.

En cambio, a María le encanta la idea y decide montar un puesto de bocadillos para los asistentes, con la oposición de Arsacio. Pablo intenta que la noche loca con Laura se convierta en algo más, aunque ella tiene otras ideas.

Entre tanto, Elisa intenta convencer a Nacho de que sea su albacea y administre su herencia a Gus cuando ella fallezca.

Segunda Temporada

La lucha por el poder en las elecciones municipales, crisis de pareja y romances inesperados marcarán el modus vivendi de los habitantes de Peñafría. Un neohippie interpretado por Edu Soto llega al Pueblo para fundar una singular comunidad en el remoto municipio soriano.

Dos meses después de su llegada a Peñafría, los residentes comenzarán a asumir mayor protagonismo en la toma de decisiones de los asuntos municipales. Nuevas mejoras como la instalación de la cobertura móvil, el acceso a internet y la digitalización del archivo local contrastarán con la insuficiencia eléctrica, ocasionada por el rápido crecimiento de la población.

Compártelo en las Redes del Pueblo


Actualizado por última vez el 4 de febrero de 2020

Comentar

Si no introduces tu nombre, el comentario aparecerá publicado como "Anónimo".